Demanda de agua que genera el calor y motor dañado, afecta abasto en colonias

Pese a los ajustes en válvulas  de los tanques Matamoros, Buenavista y Arcos, que hizo la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Nuevo Laredo, para mantener el abasto de agua, el alto consumo generado por el clima caluroso, provoca en este momento baja presión en buena parte de colonias del poniente.

El domingo sufrió daños el motor de una de las bombas de extracción localizadas en el Río Bravo, en la planta centro.

Las bombas de captación se encargan de extraer el agua del Río Bravo y conducirla a la planta para el proceso de potabilización.

Este motor extrae hasta 500 litros de agua por segundo.

“Por lo menos hasta el próximo jueves estará de nuevo en operación el motor dañado y se podrá normalizar el servicio en su totalidad”, dijo el Gerente general Luis Moreno.

“Tenemos reportes de baja presión en las partes altas de la ciudad pero la demanda se incrementó por el calor y esto nos está generado falta de agua en varias colonias”, dijo el funcionario.

El motor dañado fue enviado a su reparación y se reinstalará de nuevo el jueves próximo.

“Es una contingencia que estamos atendiendo lo más urgente posible, agradecemos la comprensión de los usuarios ante este problema”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *