Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Tirar la basura en su lugar evita fugas de aguas negras

La basura tirada en la calle es uno de los principales problemas que enfrentan las ciudades fronterizas, como en el caso de Nuevo Laredo, ya que genera contaminación, taponamiento de redes de drenaje y provoca fugas de aguas negras.

En esta frontera, según informes de la Dirección de Ecología municipal, cada ciudadano genera alrededor de un kilo 25 gramos por día y muchos residuos no son dispuestos en los depósitos .

Pese al esfuerzo de autoridades municipales de contar con los servicios de una empresa dedicada a la recolección de basura y barrido de calles y avenidas en la ciudad, parece imposible terminar con los desechos que se encuentran en la vía pública.

Problema que se agrava en temporada de lluvias, ya que la basura de las calles causa taponamientos en la redes de drenaje sanitario y pluvial, a pesar del mantenimiento continuo que la Secretaría de Servicios Públicos Primarios y la Comisión Municipal de Agua potable y Alcantarillado, realizan a las mismas.

“Para reducir los brotes de aguas negras o inundaciones, el personal del organismo acude una vez por mes a los colectores y subcolectores a retirar los sólidos de los pozos de visita o rejillas”, comentó Rodolfo González Morales, Gerente General de COMAPA Nuevo Laredo.

Durante estos trabajos retiran alrededor de una tonelada de basura, desde plásticos como botellas hasta bolsas, además de escombros, entre otros sólidos.

“Este trabajo no concluye ahí, en las Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales, por semana se retiran 5 toneladas de desechos, donde hemos encontrado hasta animales muertos”, mencionó González Morales.

En las crecientes del Río Bravo, la basura ha sido factor para que la producción de agua potable se detenga, es decir se suspende el envío del vital líquido a los hogares, por taponamiento en bocatomas.

“Nuestra principal fuente de abastecimiento es el Río Bravo, en condiciones normales el buzo retira los sólidos de las bocatomas, pero en creciente es difícil que ingrese por la turbidez (desechos) que presenta el afluente”, puntualizó González Morales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *